Alcázar vegetal: Ginkgo/ Ginkgo Biloba.

El nombre genérico proviene de su primitivo nombre chino, yah-chio que significa pie de pato, por la peculiar forma de las hojas. Al pasar al japonés la palabra cambió a ginkyo y luego al latinizar el nombre quedó en ginkgo, posiblemente por un error tipográfico.

El ginkgo es una auténtica reliquia biológica, un fósil viviente que convivió con los dinosaurios. De hecho, posiblemente sea la especie de árbol viva más antigua del reino vegetal.

Árbol sagrado en Extremo Oriente, se cultiva en China desde el siglo XI, de donde pasó a Japón. Durante mucho tiempo se creyó que solo sobrevivía como especie cultivada en las calles de la ciudad o junto a templos y palacios, pero ya en el siglo XX se demostró su crecimiento silvestre en un valle remoto del Este de China.

Al Real Alcázar llegaron durante el otoño-invierno de 1910 dentro de la partida de árboles procedentes del Real Sitio de la Granja de San Ildefonso con objeto de crear el jardín Inglés. De los 25 ejemplares que llegaron hoy se conservan 10, los cuales establecen, durante los meses de diciembre y enero, un gran contraste con la vegetación vecina debido a su cromatismo otoñal, amarillo intenso. ¡Aún estás a tiempo de verlos!

Os dejamos con un extracto de un poema que Goethe escribió con el nombre de Ginkgo Biloba inspirándose en un ejemplar que vio en Heidelberg, Alemania, hace ya dos siglos, en 1815:

las hojas de este árbol,

que del Oriente a mi jardín venido,

lo adorna ahora, un arcano sentido tienen…

¿no adivinas tú misma, por mis canciones, que soy uno y doble?

Alcázar vegetal es un proyecto de nomadgarden (Sergio Rodríguez, Salas Mendoza, Fran Pazos) y Juan Alberto Romero que surge de una colaboración previa con el Real Alcázar de Sevilla.

https://alcazarvegetal.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *