Actualidad

Nueva iluminación del Palacio Mudéjar

El Real Alcázar renueva la iluminación del Palacio Mudéjar con tecnología LED que permite un ahorro energético del 60% y una luz neutra que realza los elementos patrimoniales  

Se han renovado 84 puntos de luz de lámparas de sodio y se hará progresivamente en el resto del conjunto palaciego, en una iniciativa que contribuye a la conservación patrimonial

“El realce patrimonial es evidente hasta el punto de aflorar elementos que antes estaban sumergidos en la oscuridad, como ha ocurrido en el Salón de Embajadores”, explica el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz

FOTO: Pepo Herrera

El Real Alcázar de Sevilla ha procedido a la renovación de la totalidad de la iluminación del Palacio Mudéjar suprimiendo las lámparas de sodio blanco instaladas hace casi dos décadas e instalando proyectores con tecnología LED y luz neutra, que implican un ahorro de energía y evitan la alteración de color, de manera que los elementos patrimoniales se observan como si de una luz natural se tratara.

En concreto, se ha renovado un total de 84 puntos de iluminación en el Palacio Mudéjar, el Salón de Embajadores, la Sala de las Bóvedas y la Sala de la Justicia, con una reducción del consumo eléctrico del 60 por ciento y una vida útil de entre 35.000 y 50.000 horas, con menor mantenimiento y necesidad de reposición de las lámpara. A pesar de este inferior consumo, la luminosidad es mayor, lo que ha permitido, además, recortar el número de proyectores necesarios.

“La sustitución de la obsoleta tecnología de iluminación para ir adoptando la LED en todo el conjunto palaciego será paulatino. Cada espacio requiere un estudio preciso sobre necesidades lumínicas adaptado a sus elementos patrimoniales. Las próximas zonas que se abordarán serán el Salón de los Tapices y la Capilla del Palacio Gótico”, según ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

FOTO: Pepo Herrera

“El realce patrimonial es evidente hasta el punto de aflorar elementos que antes estaban sumergidos en la oscuridad como ha ocurrido en el Salón de Embajadores, cuya bóveda puede apreciarse ahora en todo su esplendor”, ha abundado. El alcaide del Real Alcázar de Sevilla, Bernardo Bueno, y su directora conservadora, Isabel Rodríguez, han supervisado el final de estos trabajos junto con Agustín Santana, de la compañía Soltecnosur, quien ha sido el responsable de este proyecto.  

En conjunto, se estima que un ahorro energético de 5.230 watios por hora y de 21.000 kilowatios al año. La tecnología LED no emite calor ni espectro electromagnético, ni produce daños a los pigmentos de color de maderas, yeserías o cerámicas policromadas, evitando el amarilleo o que prolifere la actividad microbiológica que suele aparecer al mezclarse humedad y calor. La disposición de los proyectores evita los deslumbramientos y el flujo de luminosidad es uniforme.

“Estamos también ante una contribución del Real Alcázar a una estrategia general del gobierno de la ciudad para reducir el consumo de electricidad, que se evidencia en medidas como el suministro para la iluminación viaria y los edificios y empresas municipales exclusivamente a partir de energías verdes y la inversión en eficiencia energética en colegios públicos y otras instalaciones propias del Ayuntamiento. Y todo ello enmarcado en nuestro compromiso de luchar contra el cambio climático”, ha concluido Muñoz

Actividades didácticas para niños

El Real Alcázar programa seis
días de actividades didácticas
para niños y niñas de Primaria durante estas Navidades
dedicadas a la conmemoración
de la primera vuelta al mundo

Se trata de una nueva edición de la iniciativa ‘El Real Alcázar, tu palacio de invierno’, para un máximo de 180 niños y niñas. Manualidades, teatro y el conocimiento de le vegetación internacional de los jardines serán algunas actividades

Se enmarca en Alumbra y en la fase inicial de la agenda del Año Magallanes en un monumento que ya acoge otras dos actividades vinculadas a esta gesta, señala Antonio Muñoz

El Real Alcázar de Sevilla ha programado un conjunto de actividades didácticas para niños y niñas durante las mañanas de las próximas Navidades para seguir acercando el monumento, catalogado como Patrimonio Mundial por la Unesco, a los sevillanos y las sevillanas desde las edades más tempranas. Serán 6 días de actividades (26, 27 y 28 de diciembre y 2, 3 y 4 de enero), entre las 9.00 y 14.00 horas y con un máximo de 180 plazas (30 por jornada), que se podrán reservar desde hoy mismo en la web Mi Palacio de invierno

Así, por tercer año consecutivo se despliega la iniciativa ‘El Real Alcázar, tu palacio de invierno’ durante las vacaciones escolares de la Navidad. En esta ocasión estará dedicada especialmente a la conmemoración del quinto centenario de la primera circunnavegación a la tierra, protagonizada por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano y en la que el Real Alcázar tuvo un papel relevante en esta gesta. Como en ediciones anteriores, se enfoca hacia niños y niñas de Educación Primaria –de entre 7 y 12 años, aproximadamente–, y podrán conocer en los jardines del recinto palaciego árboles y plantas que llegaron de cada zona del mundo, asistirán a representaciones teatrales de inspiradas en esa histórica gesta (la primera vuelta al mundo) y harán manualidades conmemorativas sobre el viaje de Magallanes.

“Estamos inmersos en la fase inicial de la agenda de conmemoración de la primera vuelta al mundo, el llamado Año Magallanes, que jalonará de actividades el periodo 2019-2022, y la iniciativa del Real Alcázar hace hincapié en la difusión de esta gesta entre los más pequeños. En el monumento, asimismo, se expondrá hasta el mes de febrero la muestra El Sueño. De la idea al proyecto, de Acción Cultural Española y el Ministerio de Cultura y Deporte en coordinación con el Ayuntamiento de Sevilla, y hasta el 29 de diciembre se desarrolla la iniciativa Jardín Cosmopolita, comisariado por Nomad Garden en el marco del proyecto Luces de Barrio y la programación del Ayuntamiento para las Navidades, Alumbra, y que ahondará en el conocimiento de las especies vegetales internacionales de los jardines del monumento vinculándolas a músicas de distintos continentes”, ha comentado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

Como todas las actividades educativas y culturales acometidas en este monumento para los niños en diversas épocas del año, complementarias a las visitas escolares, ‘El Real Alcázar, mi palacio de invierno’ es un programa con las plazas limitadas. El proceso para la inscripción y reserva de plaza se realizará íntegramente a través de la web oficial. El plazo se abre hoy y cada niño tan sólo tiene la posibilidad de asistir un día.

La adjudicación será por riguroso orden de llegada y confirmación automática por correo electrónico hasta completar los 30 participantes que tendrá cada uno de los grupos. Es decir, los padres y madres podrán elegir el día que desean –uno solo, sin posibilidad de repetir– entre las seis jornadas de actividades y recibirán un correo electrónico con la confirmación en el caso de existir plaza –en el momento en que se completa el aforo de 30, la web lo advierte–. La ficha de inscripción debidamente rellenada, la autorización firmada y la fotocopia del DNI deberán entregarse en mano justo el día del inicio de la actividad, esto es, en el momento en que el niño acuda al turno elegido y confirmado. No será considerado inscrito, pues, quien no cumpla con los requisitos.

La entrada y salida de los niños y niñas participantes se realizarán por la Puerta del Apeadero (Patio de Banderas s/n). Se puede acudir con desayuno, aunque teniendo en cuenta que en las instalaciones del Real Alcázar de Sevilla no hay frigoríficos ni microondas.

 

Actos de conmemoración del V centenario de la primera vuelta al mundo

El Real Alcázar de Sevilla acoge la muestra ‘El sueño. De la idea al proyecto’ dentro de los actos de conmemoración del V centenario de la primera vuelta al mundo.

La instalación permanecerá hasta el 24 de febrero en la terraza del Cenador de la Alcoba del Real Alcázar y formará parte del recorrido de las visitas al conjunto patrimonial. El acceso a la muestra se realiza con la entrada general al monumento previa reserva en la página web (http://www.alcazarsevilla.org/) o a través de la taquilla.

El Real Alcázar de Sevilla acoge desde este fin de semana la muestra ‘El Sueño. De la idea al proyecto’, una iniciativa que se enmarca en la fase inicial de las actividades por la conmemoración del V centenario de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano desarrollada por la Comisión Nacional creada al afecto para esta celebración. Esta muestra está organizada por Acción Cultural Española y el Ministerio de Cultura y Deporte, en coordinación con el Ayuntamiento de Sevilla. La instalación permanecerá hasta el 24 de febrero en la terraza del Cenador de la Alcoba del Real Alcázar y formará parte del recorrido de las visitas al conjunto patrimonial. El acceso a la muestra se realiza con la entrada general al monumento previa reserva en la página web (http://www.alcazarsevilla.org/) o a través de la taquilla. 

‘El Sueño’, comisariada por Antonio Fernández Torres, es el prólogo de El viaje más largo: La primera vuelta al mundo, una gran exposición conmemorativa que AC/E y el Ministerio están organizando y que iniciará su viaje en 2019 en Sevilla en el Archivo General de Indias. Un proyecto que abordará esta aventura como un símbolo de la actitud del hombre de todas las épocas ante el viaje, lo desconocido y los desafíos de la exploración.

La instalación de ‘El sueño’ conmemora, en vísperas de los 500 años de la primera vuelta al mundo, la génesis de esta aventura: la transformación de un sueño en una realidad. Para ello, durante 2018, y continuará en 2019, está visitando aquellas ciudades y pueblos de España que con sus gentes, productos o tecnología contribuyeron, en mayor o menor medida, en la organización y puesta en marcha de este viaje clave en la historia de la exploración.

Ideado como un monumento conmemorativo e itinerante, esta singular exposición se compone de cuatro grandes módulos audiovisuales, de doble cara, levantados sobre una instalación formada por más de dos mil metros de cabos de amarre que, representando el largo y continuo viaje del hombre ante lo desconocido, convertirán durante las próximas semanas la terraza del Cenador de la Alcoba del Real Alcázar de Sevilla en un muelle listo para la exploración.

Las cuatro pantallas led integradas en una de las caras de los monolitos mostrarán, cada cierto tiempo, el audiovisual ‘El sueño’, un teaser inspirado en la esencia de la exploración desde la primera vuelta al mundo hasta nuestros días, creado a partir de las notas de la futura exposición El viaje más largo.

Al encontrarse y recorrer este ensoñador muelle el visitante descubrirá las claves de la primera vuelta al mundo y el papel protagonista y fundamental desempeñado por Sevilla en la organización de esta aventura a través de una serie de escenografías, reproducciones históricas y notas aportadas por los comisarios de El viaje más largo.

 El Sueño se centra no ya en el viaje de la primera vuelta al mundo, sino en el espíritu emprendedor colectivo que entre 1518 y 1519 hizo posible la organización de un viaje que desafiando la técnica y la mentalidad de la época, supuso un cambio de era.

Es por ello que esta muestra no ha podido evitar prestar especial atención en su diseño y concepto a otro símbolo explorador clave en la historia y que también conmemoramos en 2018, pues si hace 500 años la Nao Victoria se disponía a circunnavegar la tierra y desvelar la imagen del mundo en una hazaña imposible, hace 50 años las naves Apolo 8 y 9, alimentadas por el mismo espíritu emprendedor, ultimaban sus preparativos hacia un nuevo sueño: la Luna, cuyo logro, a su vez, nos permite hoy soñar con nuevas fronteras lejanas.

 Tras su paso por Valladolid, Sanlúcar de Barrameda y Sevilla, la muestra seguirá viajando a otros lugares anunciando la inminente conmemoración y recordando a cada localidad su aportación en la preparación del gran viaje hace 500 años.