Exposiciones

El Alcázar acoge la exposición ‘Miopía’

El Real Alcázar acoge el jueves 31 de marzo la inauguración de la exposición ‘Miopía’, de Alejandro Vico, en el Salón Alto del Apeadero.

Alejandro Vico es un pintor granadino, Premio Nacional del Ministerio de Defensa, que usa una técnica muy original de pólvora sobre lienzo. Se trata de una de las grandes promesas de la vanguardia artística andaluza.

La exposición ‘Miopía’ es un reconocimiento y una alusión constante a este déficit visual que acompaña al propio autor de la obra. Por eso, Alejandro Vico quiere compartir con el mundo su particular visión del mundo que le acompaña, como él mismo dice, en “cada acción sencilla, como puede ser levantarse de la cama, ver la televisión, jugar, etc.”, para lo cual requiere “el uso automático de unas gafas”.

Exposición 'Miopía'

Cartel de la exposición ‘Miopía’

Miopía se convierte así en una exposición casi autobiográfica, en la que propone al espectador que observen la realidad como él lo hace cuando no usa gafas o lentillas. Las imágenes están manipuladas para generar el efecto borroso propio de la miopía a través de la técnica de pólvora sobre tela. Una técnica que es ya seña de identidad del autor. Parte de la destrucción para construir, en este caso, arte.


 

ACTUALIZACIÓN

Os dejamos algunas fotos de la inauguración de ayer:

Miopia

Inauguración de la exposición vanguardista ‘Miopía’

Exposición 'Miopía'

Inauguración de la exposición vanguardista ‘Miopía’

Exposición 'Miopía'

Inauguración de la exposición vanguardista ‘Miopía’

 

ÚLTIMOS DÍAS DE LA EXPOSICIÓN “EXPECTATIVA Y MEMORIA”

Recordamos que la exposición “Expectativa y Memoria” estará abierta hasta el próximo mes de julio.

El proyecto expositivo ‘Expectativa y memoria’ propone una reflexión general sobre España y Marruecos -dos lugares afines pero al mismo tiempo extrañamente desconocidos-, que plantea a través de imágenes una revisión profunda y detenida de las relaciones e intercambios que han mantenido ambos países desde principios del siglo XX hasta hoy. No se trata de una simple selección característica de trabajos visuales de diferentes épocas, sino más bien de establecer, a través de una mirada global que resalte las prolongadas influencias sostenidas, una aproximación de mayor alcance a una sociedad contigua y amiga.

cartel exposicion II-1

Horario de mañana de 10:30 a 14:00 y de tarde de 16:30 19:15 horas.

EXPOSICIÓN “EXPECTATIVA Y MEMORIA”

cartel exposicion II-1

Hasta el 20 de julio con horario de mañana de 10:30 a 14:00 y de tarde de 16:30  19:15 horas.

El proyecto expositivo ‘Expectativa y memoria’ propone una reflexión general sobre España y Marruecos -dos lugares afines pero al mismo tiempo extrañamente desconocidos-, que plantea a través de imágenes una revisión profunda y detenida de las relaciones e intercambios que han mantenido ambos países desde principios del siglo XX hasta hoy. No se trata de una simple selección característica de trabajos visuales de diferentes épocas, sino más bien de establecer, a través de una mirada global que resalte las prolongadas influencias sostenidas, una aproximación de mayor alcance a una sociedad contigua y amiga.

Paradójicamente, la frontera que significa el Estrecho de Gibraltar representa el límite entre dos continentes opuestos cuya unión comparte muchos elementos comunes, un eslabón poco reconocido entre dos culturas afines que deben acercarse entre sí para potenciar sinergias. Es precisamente en el terreno de la expresión contemporánea, poco inclinado a reforzar estos lazos y ajeno a muchas de esas conexiones naturales, donde se hace especialmente necesario revisar desde un punto de vista positivo las relaciones hispano-marroquíes, una circunstancia condicionada en exceso por la particularidad de un entorno internacional marcado por el desentendimiento entre occidente y el mundo árabe-islámico.

En este esfuerzo de aproximación, la Fundación Ankaria pretende crear una red de comunicación y aprendizaje para estimular la reciprocidad entre ambas sociedades. Para ello, ha concebido una ambiciosa muestra que toma como punto de partida las fotografías de época noticiade José Ortiz Echagüe y Bartolomé Ros, dos autores fundamentales para aproximarnos al norte de África durante la primera mitad del siglo pasado. En esta selección se ha procurado que la mirada a ese tiempo fuese equilibrada, estableciendo equivalencias que acentúen los rasgos humanos y den protagonismo a las personas, evitando siempre el sesgo colonialista inherente en muchas escenas de ese momento, más pendiente en algunos casos del costumbrismo que de las situaciones de vida cotidiana. Al mismo tiempo, y esa es la gran novedad de este proyecto, se procura una concordancia y avenencia de estas imágenes históricas con otras de creadores contemporáneos del siglo XXI, un encuentro a través del tiempo que nos permite no sólo recapacitar sobre el pasado y el futuro, sino sobre cómo se construye la identidad de un territorio a través de su imagen.

La elección de estos dos momentos para contextualizar la exposición, por un lado principios del siglo XX y por otro la actualidad, es de suma importancia. En 1912 se firma el acuerdo para la creación del Protectorado español de Marruecos, una conjunción que unirá ambos destinos por varias décadas y llevará a muchos españoles al norte de África, especialmente por cuestiones de trabajo. Desde los años 90 del siglo pasado, el aumento de los flujos migratorios ha generado un proceso inverso: una vez que nuestro país adquiere un cierto desarrollo económico, se convierte en receptor de ciudadanos marroquíes que buscan en el sur de Europa una oportunidad de vida que no encuentran en su lugar de origen. Dos situaciones distintas que han prodigado, por avatares distintos, un encuentro inesperado entre lugares adyacentes.

Tal como explica el islamista Juan José Sánchez Sandoval, “en estos momentos se hace necesario señalar que el debate crítico en torno a las relaciones España-Marruecos no es nuevo, y que siempre ha preocupado a los intelectuales españoles, como en el caso de José Ortega y Gasset y Miguel de Unamuno en el primer tercio del siglo XX. En este sentido, cabe indicar que, en la actualidad, otros intelectuales han empezado a señalar el importante papel de lo cultural en el análisis de las relaciones entre los pueblos marroquí y español, un papel crucial en la historia actual y futura.”