Noticias

Visitas nocturnas teatralizadas

El Real Alcázar de Sevilla desarrolla  un ciclo de visitas nocturnas teatralizadas que están dedicadas específicamente al pintor Bartolomé Esteban Murillo.

Con ellas, el monumento «enriquece» la programación oficial concebida por el Ayuntamiento para la conmemoración del IV centenario del nacimiento del genial artista (Año Murillo).

Las visitas están representadas por la Compañía Teatro Clásico de Sevilla.

Si bien el pintor no realizó ningún cuadro para este conjunto palaciego, su producción artística está estrechamente relacionada con el mismo y, además, en él se conserva una de sus pinturas: «San Francisco Solano y el toro», ejecutada por el artista para el Convento de San Francisco.

El dramaturgo Alfonso Zurro es autor del texto de ficción utilizado por la compañía Teatro Clásico de Sevilla, dirigida por Juan Motilla, para estas visitas teatralizadas, dedicadas a Murillo.

La representación transcurre por el Patio de la Montería con «El joven Murillo». Corre el año 1633, y al joven Bartolomé Esteban Murillo, de 15 años, le ha sido denegada la marcha a América. Acude alCorral de Comedias de la Montería, donde trabaja como cómico un familiar suyo, el cual le solicitará pintar teloncillos y otros artificios para el teatro -el Palacio del Rey Don Pedro-.

En 1729, Felipe V y su corte se instalan en el Alcázar, done transcurre la acción de «Comprar murillos». Es el llamado lustro real de Sevilla. La reina, Isabel de Farnesio, coleccionista de arte, sabe que en las Colecciones Reales no poseen ninguna obra de Murillo, al que admira. Y ahora que está en Sevilla, va a intentar comprar todos los cuadros de él que le sean posible- y finalizará en torno a los Jardines y el Palacio Gótico, donde tendrá lugar la representación de «La exposición de murillos».

En el año 1767, Pablo de Olavide es enviado por Carlos III a Andalucía para proyectos de colonización y de culturización. Olavide, instalado en el Alcázar, organiza a menudo tertulias al modo francés que adquieren fama y renombre. En el año 1774, estando ya cerca el primer centenario de la muerte de Murillo, planea para la fecha una gran exposición de sus cuadros en el Alcázar.

Los personajes que aparecen en la visita son Silvestre Galán, actor del corral de comedias de la Montería; Leandra de Salvia, actriz del corral de comedias de la Montería; la Duquesa de Arcos, dama de compañía de la reina; la reina Isabel de Farnesio, esposa del rey Felipe V; el músico Pablos de Marchena; la bailarina Julianita «La Tormentas»; la marquesa de Villanueva, importante dama de la nobleza sevillana; Pablo de Olavide, asistente real en Sevilla; y la bailarina italiana Marcella Perinnia, además del propio pintor Bartolomé Esteban Murillo.

Atractivo cultural

«Sin duda, una obra de gran atractivo que nos retrotrae a la época del pintor con un texto expreso para su representación en este entorno monumental y paisajístico de gran belleza como es el Real Alcázar. Es un ejemplo más de la programación cultural propia del monumento, que enriquece la agenda cultural de la capital al tiempo que se enmarca en la estrategia del Ayuntamiento para acercar el conjunto palaciego a los sevillanos y a las familias», ha comentado Antonio Muñoz.

En su recorrido por jardines y palacios, se juega con la luz y sus reflejos sobre elementos arquitectónicos y decorativos y un espectáculo audiovisual en los Baños de Doña María de Padillaproyecta cuadros y personajes de las pinturas de Murillo sobre sus paredes, arcos y agua.

Las visitas arrancan este jueves, día 1 de marzo, con cuatro pases diarios los jueves y viernes entre las 21,00 y 22,30 horas, y con reservas exclusivamente a través de la WEB. Son 45 personas por turno, a un precio único de 14 euros. El ciclo continuará hasta finales del mes de octubre.

Record de asistencia en las Noches en los jardines del Real Alcázar de Sevilla

La XIX Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla finaliza con gran éxito de público y record de asistencia con 32.473 espectadores y un 98,18 % de ocupación

El pasado sábado 8 de septiembre finalizó la decimonovena edición de Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla con una asistencia total de 32.473 espectadores, que corresponde a un índice de ocupación del 98,18 % del aforo ofertado, y supone un incremento de un 2,35% respecto a la edición del pasado año. Este número de espectadores es el más alto conseguido en todas las ediciones realizadas, por lo que supone un record de asistencia a la actividad.

 

Desde que el pasado 14 de junio se iniciara esta edición, se han realizado 75 conciertos en donde la música antigua, la música clásica, el flamenco, el jazz, las músicas del mundo y otras músicas, se han dado cita en los jardines del más antiguo palacio europeo en uso, con altos índices de satisfacción por parte del público asistente.

 

Con el paso de los años, Noches en los Jardines del Real Alcázar se ha consolidado como una de las actividades culturales más significativas de Sevilla, así como un referente para las noches de verano de la ciudad.

 

La audiencia media por día de concierto ha ascendido a 432,97 personas sobre un aforo de 441 localidades diarias. Por otro lado, el porcentaje de conciertos con el 100% del aforo agotado ha sido de un 86,66 %, lo que supone que se ha conseguido el lleno en 65 conciertos.

 

En el Estudio de la Audiencia que se ha realizado durante todo el ciclo de conciertos, se han obtenido datos que señalan la positiva valoración que el público hace de Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla, cuyo índice de satisfacción con la organización se sitúa en un 99,53 %.

 

Asimismo se han obtenido datos referentes a la procedencia de los asistentes, donde sobresalen los de Sevilla capital con un 58,53 % de espectadores, seguidos de los de la provincia con un 26,94 % de personas, predominando el Área Metropolitana con un 20,34 % de asistentes, donde destaca la presencia de ciudadanos y ciudadanas de los municipios de Dos Hermanas (4,78 %), Mairena del Aljarafe (3,11 %), Tomares (2,17 %) y Alcalá de Guadaira (1,96 %).

 

El público de fuera de Sevilla y su provincia asciende a un 14,53% de asistentes. Destaca la presencia de turistas extranjeros con un 8,87 % de espectadores, sobresaliendo las personas depaíses europeos con un 5,76 %, de los que un 1,75 % son de Francia y un 1,24 % son del Reino Unido. De Estados Unidos de América han asistido un 1,34 % de espectadores. Asimismo de otras provincias españolas han asistido un 5,66 % de espectadores, destacando la presencia de personas de Madrid (1,10 %) y Huelva (0,91 %).

 

En referencia a los distritos de Sevilla capital, los ciudadanos y ciudadanas que más han asistido este año a Noches en los Jardines del Real Alcázar han sido los que viven en Centro Norte-Macarena (6,60 %), seguidos de los residentes de Triana (6,18 %), Pino Montano-Pío XII (4,84 %), Sevilla Este (4,43 %), Sector Sur (4,06 %), Centro Noroeste-San Lorenzo (3,42 %), Huerta del Pilar (3,32 %), Nervión (3,08 %) y Los Remedios (3,08 %).

 

Desde un punto de vista artístico el público ha refrendado la calidad de la programación con una positiva valoración del 97,38 %. Asimismo la crítica especializada ha valorado muy positivamente las actuaciones de Mariví Blasco & Juan Carlos Rivera, Tommaso Cogato, Iberian & Klavier Piano Duo, Rafael Ruibérriz & Cuarteto Goya, Alla Vera Spagnola, Le Tendre Amour, Federico Lechner, Dani de Morón, Cristina Montes & Vicent Morelló, Javier Comesaña & Matteo Giuliani, Antonio Campos o Random Thinking entre otras. Y el público asistente ha destacado las actuaciones de The DixieLab, Q & The Moonstones, Stolen Notes, Andrés Barrios Trío, NES, Emilio Villalba & Sephardica, Rubén Díez Trio o Totem Ensemble entre otras.

 

A lo largo de sus diecinueve años de existencia han asistido a Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla un total de 472.073 personas; ha tenido un índice medio de ocupación del 97,63 %; se han realizado 1.159 conciertos; han participado 599 grupos y solistas, con un total de 3.636 intérpretes, de los cuales un 68,70 % han sido músicos nacidos o residentes en la provincia de Sevilla. Además, en 957 conciertos (85,46 %), se obtuvo la ocupación del 100 % del aforo ofertado.

 

La XIX Noches en los Jardines del Real Alcázar es una actividad organizada por el Patronato del Real Alcázar de Sevilla, que produce y programa la empresa sevillana de gestión cultural Actidea.

 

El Real Alcázar de Sevilla cierra julio y agosto con un récord de 322.300 visitas

 

El Real Alcázar de Sevilla cierra julio y agosto con un récord de 322.30
0 visitas, un 4,1% más, y por encima del registro de marzo, mes de inicio de la temporada alta del turismo en la ciudad

En lo que va de este año el número de visitantes al recinto palaciego suma 1,26 millones, un 6,14 por ciento más que en los ocho primeros meses de 2017
El delegado Antonio Muñoz incide en el motor cultural, económico y de imagen que supone el monumento para la ciudad, recuerda los éxitos del ciclo estival de conciertos y del programa infantil y resalta que los datos son reflejo de una buena gestión.

Reales Alcázares

Reales Alcázares

El Real Alcázar de Sevilla ha cerrado los dos meses centrales de este verano (julio y agosto) con 322.318 visitantes, un 4,1 por ciento más que en el mismo periodo del año 2017. En ambos meses, el número supera al contabilizado en marzo (147.974), que tradicionalmente marca el comienzo de la temporada alta para el turismo en la ciudad. En concreto, en julio de 2018 fueron 156.040 visitantes (147.658 en 2017) y en agosto, 166.278 (frente a los 161.998 de un año antes). “El monumento es un termómetro fiable de la evolución del turismo en la capital y, a tenor de estas cifras, que marcan récords históricos para julio y agosto, podemos adelantar que el verano se saldará en positivo para el conjunto del turismo y que seguimos avanzando en la desestacionalización del sector”, ha dicho el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Antonio Muñoz.

En lo que va de 2018, los visitantes que han pasado por el Real Alcázar alcanzan los 1.261.303, con un incremento del 6,14 por ciento con respecto a los primeros ocho meses de 2017. Mayo (207.918), abril (199.886) y junio (168.243) fueron los meses de mayor afluencia, seguidos por julio y agosto. En enero fueron 93.464 y 119.482 en febrero, meses que registraron los mayores incrementos mensuales del año, del 10,74 y el 24,55 por ciento, respectivamente.

En este verano, el delegado ha destacado la gran afluencia cosechada por el ciclo de conciertos Noches en los Jardines del Real Alcázar, cuyo índice de ocupación es del 98,02 por ciento a falta de su última semana, con 29.827 asistentes hasta ahora –el ciclo concluye el próximo sábado–, además del éxito del programa infantil ‘El Real Alcázar, mi palacio de verano’, con actividades didácticas para niños y niñas durante las mañanas –finaliza este viernes–. “El monumento es un motor cultural de primer orden para la ciudad y un elemento vital para su economía y empleo y fundamental para la imagen de Sevilla en el exterior. Sus datos son un reflejo del buen estado y de la gestión que se está realizando”, ha agregado Muñoz.

El Real Alcázar abrirá al público, a mitad de septiembre, el recuperado Semisótano del Palacio de Pedro I

Son cuatro salas principales abovedadas y con fábricas mudéjares, en las que se habían acumulado escombros durante siglos y que se presupone que eran las antiguas bodegas del palacio. El espacio museístico albergará en torno a 230 piezas arqueológicas depositadas en el monumento y ya restauradas en el último año, con otros 74.747 euros de presupuesto. “El valor histórico, arquitectónico y patrimonial y también la belleza de este espacio nos lleva a abrirlo al público como un atractivo más de las visitas antes incluso de que sea el nuevo espacio museístico”, ha señalado el delegado Antonio Muñoz. “Es un ejemplo más de las inversiones en la recuperación y la puesta en valor del patrimonio que se está ejecutando en el Real Alcázar desde el inicio del mandato municipal”, ha agregado Muñoz.

 

El Real Alcázar de Sevilla prevé abrir al público a mitad de septiembre el semisótano del Palacio de Pedro I, antes incluso de que este recuperado espacio se convierta en sala expositiva para una amplia selección –230 piezas– de la colección arqueológica depositada en este monumento, y que se han restaurado en el último año. Durante siglos, ese semisótano fue un almacén donde se fueron acumulando escombros, y a su recuperación y rehabilitación se ha destinado un presupuesto global de 364.000 euros, a los que habría que añadir los 74.717 euros destinados a la restauración de las piezas arqueológicas.  

Tras una primera fase de eliminación de esos escombros se acometieron trabajos arqueológicos, y acaban de terminar las obras de habilitación para el nuevo espacio museístico. “Los valores histórico, arquitectónico y patrimonial que ha revelado el semisótano es motivo suficiente para abrirlo ya a las visitas como un atractivo más del Real Alcázar, mientras se concreta su proyecto museográfico para la disposición de las piezas arqueológicas”, ha comentado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz. Se ha intentado intervenir mínimamente, puesto que el espacio mudéjar en sí “ya era muy potente y valioso”, ha agregado.
Desde la construcción del Palacio del Rey Don Pedro en 1356, este semisótano fue destinado a almacenamiento. Por la cercanía de las antiguas cocinas (ubicadas en el espacio que actualmente ocupa las oficinas de Patrimonio Nacional) es posible que el uso de esos entresuelos fuera destinado a las bodegas del palacio. En el siglo XVI, durante el reinado del Rey Felipe II, se ordenaría todo el sector de los jardines del poniente y Huerta de la Alcoba, creándose nuevos espacios y reorganizando los que ya existían, cambiando su función de servicio o almacenamiento para dedicarse a un uso más lúdico vinculado intensamente con los jardines. El Jardín de la Galera es el que se corresponde con la entrada a estos sótanos, cuya comunicación debió ejecutarse cuando se ordenó el jardín, en torno a 1574.

La recuperación de la espacialidad histórica del espacio ha supuesto la restitución de los niveles de suelo y de los huecos originales y el descubrimiento de peldaños y revestimientos que se encontraban ocultos. Sobre su pavimento, compuesto por un apisonado de cal sobre preparado aislante de ceniza sin interés patrimonial ni estético, se ha dispuesto un nuevo pavimento flotante de piedra natural en tonos claros, a semejanza del mortero de cal. Se ha procedido a la limpieza y conservación de las fábricas mudéjares de muros y bóvedas, y se han conservado las huellas que aún permanecen del proceso constructivo (siglo XIV), y que se hallaron durante los trabajos de investigación arqueológica previa. Asimismo, se han enlucido muros, se han integrado motivos pictóricos existentes en paramentos y se ha puesto en valor parte de la muralla aflorada, y que son los restos del sistema defensivo almohade.

Este espacio recuperado se ha dotado de las instalaciones necesarias para su nueva finalidad de sala expositiva (saneamiento, electricidad, ventilación o iluminación) y un sistema de drenaje. Con respecto a la iluminación de las cuatro salas –con una superficie útil conjunta de 280,6 metros cuadrados–, el sistema elegido es indirecto, de forma que la luz se dirige hacia las ricas texturas de ladrillo de muros y bóvedas, con una atmósfera cálida y envolvente.

“Es un ejemplo más de las inversiones en la recuperación y la puesta en valor del patrimonio que se está ejecutando en el Real Alcázar desde el inicio del mandato municipal actual”, ha explicado Antonio Muñoz. “Se ofrece al visitante un espacio singular que da idea de la construcción del palacio y de cómo evolucionó su relación con los jardines”, ha concluido.

Acciones de documento