Investigación y auscultación general del Conjunto Monumental

  • 1998: Diagnosis general y estudio de Paramentos

Mediante el análisis de las estructuras básicas y el estudio de alzados así como controles de obras y sondeos estratigráficos se obtuvo una secuencia integral del yacimiento y del monumento. De todos los paramentos estudiados el más antiguo pertenecía a un Recinto de planta cuadrada ubicado bajo la sala de la Justicia y el Yeso hasta el postigo de la Judería. La ampliación del segundo Recinto llega hasta el límite meridional del Palacio Gótico, sobre este lienzo apoyan todas las estructuras posteriores: Patio del Mercurio, muralla de la ciudad, muralla del León, etc. En el s. XII se construye la muralla del León con un pequeño postigo que da paso a los palacios de la Montería. Se reforma durante el periodo castellano adosándosele un muro de ladrillos en la cara Norte y labrando los dos vanos laterales, posteriormente se abre la portada monumental en el centro confrontada con la fachada de Don Pedro. La muralla del Agua, tanto lienzo como torres, fueron adscritas al periodo almohade aunque no se descartó un inicio previo (Taifa o almorávide). El proceso evolutivo de los palacios igualmente quedó clarificado: El palacio Gótico conserva su planta original siendo un edificio unifásico previo al Palacio Mudéjar. El Patio del Crucero almohade es reformado durante el periodo castellano y transformado en el s. XVIII por Van der Borcht, subiendo cotas y reduciendo el espacio abierto original islámico. Se detecta coetaneidad en alzados y bóvedas del Palacio de Pedro I. Éste levanta su frente Norte sobre la muralla Taifa para así salvar el desnivel entre los palacios y los jardines. Se estudiaron las murallas interiores y exteriores del conjunto palatino estableciéndose una secuencia de transformación que ha servido hasta el momento de referente para nuestras intervenciones. Los estudios cronotipológicos y estratigráficos así como la incorporación de dataciones absolutas han supuesto un avance importante en la historia de las investigaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *