Investigaciones en la muralla del Alcázar primitivo.

(Equipo de Investigación arqueológica Alcázar de Sevilla)

Localización de las cámaras de las torres, dotaciones absolutas y estudios de la cimentación.

El estudio de la muralla ha permitido comprobar por vez primera cómo sus cimientos cortaban directamente las edificaciones de época taifa. El análisis de dicha cimentación, en el que se han utilizado todas las herramientas de las que dispone la Arqueología (termoluminiscencia, radiocarbono, estudios ceramológicos y estratigráficos) ha contribuido de manera considerable a la comprensión del proceso de replanteo y erección tanto de las murallas del primer alcázar como del orden de ejecución de sus palacios interiores. Por otro lado, la muralla en sí ha revelado una configuración sorprendente en sus torres al constatarse que éstas no eran macizas en origen; la existencia de cámaras internas en toda su altura rematadas por bloques pétreos en aproximación de hiladas configurando buzones abiertos al adarve supone una novedad tipológica que parecen definir un unicum en el contexto de la arquitectura militar andalusí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *